Un remedio casero para el dolor de garganta

Cuando llega el invierno, pocos de nosotros logramos evitar las enfermedades. Es probable que haya alguien a su alrededor que esté enfermo o que tenga tos y usted se encuentre atrapando los gérmenes de otras personas. Y quien dice enfermo, dice tos fuerte. Incluso si algunas toses no son dolorosas, siguen siendo molestas para sus actividades diarias. Si la tos no se trata bien, corre el riesgo de irritación de la garganta que puede dificultar su vida: dificultad para tragar, dolor cuando habla, tos con flema que afecta los pulmones y muchos otros síntomas que no desea tener que enfrentar. Entonces, para aliviar esta tos y hacer que su vida sea un poco más llevadera, esta es una receta que seguramente lo ayudará a deshacerse de las bacterias, con solo unos pocos ingredientes y con facilidad.

Los ingredientes necesarios:

Advertisements
Advertisements

  • Pimienta (polvo): 1/2 cucharadita
  • Jengibre (polvo): una cucharadita
  • Canela (siempre en polvo): una cucharadita
  • Miel: una buena cucharadita

El procedimiento a seguir:

Primero, hierve el agua en una cacerola. Luego agregue los ingredientes anteriores, dejando infundir bien. Recuerde poner la miel al final cuando el agua está caliente pero ya no hierve. Prefiere miel de calidad para sentir mejor los efectos de este remedio que será más beneficioso para tu cuerpo. Cuando la bebida esté lista, bébala y repita si es necesario dos veces al día hasta que desaparezca el dolor de garganta. Puede repetir la experiencia tantas veces como sea necesario porque todos estos alimentos son buenos para la salud. Entonces, si reaparece su dolor de garganta, ¡no dude en consumir este remedio milagroso hasta la desaparición completa de su  desagradable tos!

Advertisements