¡La milagrosa dieta cetogénica!

En Canadá, una niña de 3 años sufre muchas convulsiones al día debido a su enfermedad: encefalitis autoinmune. Sus padres intentaron todo para tratar de calmar las convulsiones de su pequeña niña, pero nada funcionó, hasta el día en que un neurólogo propuso una dieta particular que cambiará sus vidas.

Advertisements
Advertisements

La pequeña Tiana tenía casi 3 años cuando le diagnosticaron encefalitis autoinmune. Es una enfermedad que permite que el sistema inmunológico produzca anticuerpos malos y ataque el cerebro del niño. La niña ya no comía, ya no hablaba y ya no caminaba.

Los padres de la niña probaron muchos medicamentos y tratamientos para intentar que su hija volviera a la normalidad, pero nada funcionó. Incluso recibió quimioterapia que permitió estabilizar su estado de salud. Fue entonces cuando la familia conoció a un joven neurólogo que les explicó los beneficios de una dieta especial.

La dieta prescrita por el neurólogo es una dieta cetogénica que consiste en comer alimentos ricos en grasas pero bajos en azúcar. Los resultados llegaron rápidamente. La niña ya no tenía ataques e incluso comenzó a hablar con miembros de la familia nuevamente. Ella no había hecho ningún sonido durante unos años y sus padres estaban encantados con el progreso que estaba haciendo.

La dieta es perfecta para esta niña y se trata de ingerir el 90% de sus calorías al comer grasas (aguacate, crema, mayonesa, aceite…). El cuerpo usa la grasa como fuente de energía en lugar de usar carbohidratos que no están presente en esta dieta y produce cetonas que luego van al cerebro.

Según el nutricionista que da seguimiento a la niña y su neurólogo, los efectos de la nutrición en el cuerpo serían subestimados en medicina y, sin embargo, podrían considerarse antes de la medicación de los pacientes. La dieta cetogénica obviamente requiere monitoreo médico, pero los efectos secundarios son mucho menos significativos que las drogas. El objetivo a largo plazo es poder usar la nutrición en lugar de las drogas para presenciar milagros como el de la pequeña Tiana.

Advertisements