¿Por qué los finlandeses son los más felices del mundo?

Según el Informe de la Felicidad Mundial de la ONU, los ciudadanos de Finlandia son las personas más felices del mundo. Se tienen en cuenta varios criterios con respecto a esta clasificación. Este análisis se realizó teniendo en cuenta la esperanza de vida, la asistencia social, la tolerancia entre residentes y extranjeros, el PIB per cápita y otros criterios. Buscando la primera posición, Finlandia parece ser el país elegido por cualquiera que quiera vivir felizmente.

Confían en las políticas nacionales

Advertisements
Advertisements

Una de las razones por las cuales los finlandeses son más felices en el mundo es que la mayoría de ellos confía en sus líderes. Según el estudio, más del 80% de la población confía en la policía, lo que no es el caso en varios países del mundo. Un finlandés típico sabe que pase lo que pase, tanto las estructuras nacionales como las locales podrían funcionar a su favor. Además, confían en su sistema educativo y los ciudadanos se benefician de la educación gratuita, y también se benefician de un sistema de salud que les es favorable.

Los finlandeses son hospitalarios y tolerantes

En la sociedad finlandesa, existe una cierta armonía entre los habitantes, se toleran entre sí y no hay una gran diferencia entre los estratos sociales. El estilo de vida de los ricos y los pobres no parece ser diferente y la distribución de la riqueza es equitativa, lo que permite a todos tener una buena vida y un verdadero bienestar. Tanto hombres como mujeres gozan legítimamente de sus derechos. Además, los padres aprovechan el permiso de sus empleadores y cada familia tiene tiempo para irse de vacaciones o participar en diversas actividades de ocio. Además, es un país donde la vida es buena, los habitantes son hospitalarios y se ayudan mutuamente en caso de dificultades. Existe una cierta cohesión social que es difícil de encontrar en otros países del mundo.

Los inmigrantes viven en paz y seguridad

Uno de los criterios tomados en cuenta con respecto a la clasificación es la libertad y el estilo de vida de los inmigrantes. Mientras que en algunos países se promulgan leyes para que todos los inmigrantes regresen a sus países de origen, en Finlandia tienen ciertos derechos. La mayoría de los estudiantes extranjeros se benefician de un sistema educativo gratuito, que les permite tener acceso a una formación de calidad que les permite asegurar su futuro. Además, también pueden tener un buen trabajo y disfrutar de un buen estado social. No son discriminados y encuentran el placer de vivir en este país. Esto muestra una vez más la cohesión social que reina en este país y que hace posible que todos se sientan como en casa. Vivir en armonía con los demás sin tener en cuenta las diferencias sociales, raciales y económicas es una fuente real de felicidad. Y esto es lo que Finlandia ha logrado ofrecer a su gente.

Advertisements