El camarero se apresura tras un cliente después de leer la nota que dejó en la factura

Atendiendo las mesas tú solo

Era una noche muy ocupada, y había que tomar órdenes, preparar bebidas, limpiar las mesas pero todo se detuvo después de ese momento. Es una de esas historias increíbles que tienes que vivir al menos una vez en tu vida para poder entender. O al menos escucharla para imaginártela. En cualquier caso, esta historia ha dejado una marca indeleble en la persona que la vivió. Este extraño evento tuvo lugar un viernes por la noche cuando hacía bastante calor.

Advertisements
Advertisements

Fabila es un hombre trabajador dedicado a su trabajo, pero esa noche, estaba realmente abrumado ya que estaba solo haciendo el servicio. Incluso, hubo un cliente que señaló que Fabila podría haber tenido algo de ayuda para poder atender la masa de personas que se presentaron en el restaurante. De todas maneras él continuó haciendo su trabajo. Para tu información, Fabila era una persona bastante dinámica, pero esa noche, estaba realmente abrumado por las cosas que debía atender.

Advertisements
Advertisements