Dio a luz a cuatrillizas, luego los médicos vieron sus caras y se sorprendieron

La incertidumbre de una mujer sobre su familia biológica

Si tienes alguna duda sobre la familia en la que has nacido, el posible hacerse una prueba de ADN tomando un poco de saliva o un mechón de cabello del cepillo de uno mismo y luego dárselo al médico.

Todo comenzó cuando Amy Jones pensó que «podría ser muy divertido» averiguar de dónde era su familia. Tomó una muestra llena de saliva para ser analizada, la envío al laboratorio y luego recibió su información genética por vía electrónica para conocer realmente a que familia ella pertenecía. A veces, las algunas personas les parece divertido realizarse este tipo de pruebas o exámenes. Veamos que sucedió con Amy.

Advertisements
Advertisements