Esta familia es sorprendida por el último gesto de su vecino anciano

¡Discúlpeme!

Sintiéndose culpable, Sydnee escribió una nota explicando lo que había sucedido y la dejó debajo de los limpiaparabrisas del otro vehículo. Se aseguró de incluir su número de teléfono para que pudieran comunicarse con ella para obtener información sobre el seguro, pero poco sabía a quién le estaba dejando la nota.

Advertisements
Advertisements

Fue un acto muy generoso por parte de Sydnee. Sabía que tenía la culpa del accidente y estaba preparada para afrontar las consecuencias. Para ella era importante hacer este gesto y parecía que era lo correcto, al menos para ella. Ciertamente, otras personas no habrían hecho lo mismo y habrían abandonado el lugar viendo para los lados. Pero si le hubiera pasado a su coche, le habría gustado que el otro conductor hiciera lo mismo.

Advertisements
Advertisements