Esta familia es sorprendida por el último gesto de su vecino anciano

Un número de teléfono

Pero aceptar el dinero nunca pasó por la mente de Elmer, ni por un segundo. Le dio la vuelta al cheque y, mirando, un número de teléfono que estaba escrito en la parte de atrás, supo que hacer a continuación.

Advertisements
Advertisements

Elmer caminó por las calles hasta que finalmente logró localizar a un amigo con un teléfono celular. Como no hablaba muy bien inglés y se comunicaba solo en español, le pidió a su amigo que llamara al destinatario del cheque y le sirviera de traductor. Esperaba que la persona fuera a recoger el cheque perdido y que estuviera feliz de haber encontrado el cheque que había perdido. Esta llamada seguramente lo reconfortaría. 

Advertisements
Advertisements