Esta familia es sorprendida por el último gesto de su vecino anciano

Mamá joven

Antes de ser una gran reina inmobiliaria, dueña de su propio negocio, Roberta enfrentó obstáculos similares a los de Elmer. A los 17 años, Roberta estaba embarazada. Para cuidar a su hijo, tuvo que abandonar la escuela.

Advertisements
Advertisements

Para empezar, había sido económicamente muy difícil, pero ahora, con otra boca que alimentar era aún más cuesta arriba. Ella y su hijo no tenían más remedio que permanecer en refugios para evitar vivir en las calles. Pero gracias a una pasantía crucial en la Universidad de Yale que catapultó su vida fuera de la pobreza, Roberta pudo salir del doloroso ciclo. Sin embargo, nunca olvidó el tiempo en que tuvo que vivier en refugios.

Advertisements
Advertisements