Un hombre que asume que tiene una infestación de abejas encuentra un problema mucho peor

Ansiedad creciente

Adam, el hijo de Bob y Linda, estaba realmente preocupado. Mientras sus padres ignoraban en silencio el susurro sobre sus cabezas, el propio Adam no pudo soportarlo más; especialmente porque su habitación estaba directamente debajo del ático.

Advertisements
Advertisements

Cansado de dejar que su propia imaginación se apoderara de él, Adam sabía que era hora de poner manos a la obra. Iba a investigar cuál era la causa de esos tormentosos ruidos que lo hacían imaginarse la peor de las pesadillas. ¡Dun dun dun! El mismo quería hacer la investigación y no contratar a nadie para que lo hiciera. Así que, a pesar de que el ático no contaba con luz eléctrica, se atrevió a subir para averiguar.

Advertisements
Advertisements