Las serpientes más mortíferas jamás encontradas en el planeta

Aunque no tienen garras, patas y muchos dientes, las serpientes todavía se consideran algunos de los animales más espeluznantes y peligrosos del planeta. Las mordeduras de las serpientes más peligrosas pueden matar a los humanos increíblemente rápido. ¿Qué hace que unas gotas de veneno sean una amenaza tan mortal? El veneno de serpiente es saliva mezclada con una variedad de zootoxinas. Algunas toxinas afectan el sistema nervioso y provocan parálisis.

Advertisements
Advertisements

Otras toxinas matan las células, provocando horribles lesiones, gangrena e incluso amputación. También hay toxinas que desencadenan un sangrado incontrolable o hacen que la sangre se coagule dentro del cuerpo. Si todo eso no es suficiente, estos venenos también pueden ser increíblemente dolorosos. Estos son solo algunos de los rasgos de las serpientes más mortíferas de la Tierra. Sigue leyendo para descubrir cuál puede crecer hasta los 19 pies de largo, cuál escupe veneno a un objetivo a 23 pies de distancia y qué serpientes peligrosas alguna vez fueron veneradas como dioses.

1. Taipan costero

¿Alguna vez has escuchado el viejo chiste de que todos los animales en Australia están tratando de matarte? El Taipan Costero o Común es parte de la razón. Esta serpiente vive en el noreste de Australia y Nueva Guinea. Su veneno es una neurotoxina tan potente que mata tan pronto como media hora después de la picadura. Si alguna vez te muerde uno, ¡es mejor que puedas ir al hospital lo antes posible! En la fotografía que sigue puedes ver un ejemplar de esta peligrosa

especie. Seguro que ya de por sí su aspecto no te invita a quererla acariciar ni a acurrucarte con ella, ¿Verdad? Esos ojitos rojitos y esas escamas doradas  son verdaderamente intimidante. ¿Crees que este tipo de serpientes podría ser mortal? Pues, tenemos algo todavía más peligroso: a próxima serpiente puede matar sin siquiera morderte… sique leyendo en a siguiente página si quieres conocer a una de las más poderosas criaturas en el planeta: la obra filipina. ¡Ojo con ella!

Advertisements
Advertisements