Los delfines rodearon al nadador; cuando mira hacia abajo, comprende por qué

Nadando en aguas traicioneras en el océano abierto, los nadadores campeones tienen mucho en qué pensar. Cuando este hombre dispuso a nadar en el Estrecho de Cook en Nueva Zelanda, no tenía ni idea de que estaba a punto de tener el susto de su vida.

Creciendo

Esta es la historia de Adam Walker, un nadador Británico de alto rendimiento, que ha dedicado su vida a la práctica de la natación en aguas abiertas. Nadando bajo condiciones extremas, tuvo una experiencia de contar, ¡no se la pierdan!

Advertisements
Advertisements

Nottingham, Reino Unido es el lugar donde creció Adam Walker. Durante toda su vida, siempre le ha gustado practicar deportes. Durante su adolescencia, Adam practicó diferente deportes, especifícamente, rugby y cricket. Todos los de su escuela les encantaba jugar junto a él, inclusive su hermano mayor. Su padre, Peter, era su fan número uno que siempre animaba a los dos chicos desde la banca.

Desafortunadamente, unas lesiones de espalda y rodilla hicieron that Adam renunciara a esos deportes y comenzó a nadar, un deporte que aprendió a amar y a practicar a nivel muy alto. Adam era tan bueno en natación que comenzó a nadar de manera competitiva. Aunque todavía no estaba claro para él, este deporte le iba a dar una experiencia que le cambiará la vida y nunca olvidará por el resto de su vida.

Advertisements